lunes, 29 de abril de 2013

Los Frutos I. Definición y Características.


Los Frutos I. Definición y características:


Para la supervivencia de las plantas es vital su adaptación al ambiente en el que se encuentran y la capacidad de expansión mediante la colonización de nuevos ambientes. Para esto último, un mecanismo muy eficaz es la dispersión de las semillas, que en muchas especies se encuentran en el interior de una estructura que en su madurez disemina las semillas por diferentes estrategias y que llamamos fruto. Pero ¿ qué es un fruto?
Definimos fruto al ovario desarrollado y maduro que alberga las semillas hasta su diseminación. La función principal del fruto es la protección y dispersión de las semillas. A medida que el ovario madura, se producen cambios en las paredes de lo que será el fruto. Las paredes del fruto se denomina Pericarpo y consta de 3 partes:
 
 
Epicarpo o exocarpo: Constituye la parte externa del fruto. Si la dispersión del fruto es de tipo zoocora (a través de animales que los porta por enganche), es común encontrar decoraciones de tipo gancho (muy frecuente en especies como Medicago polymorfa L.) o una cubierta pegajosa.

Mesocarpo: Es la parte media del fruto y corresponde al parénquima del mesófilo del carpelo. En los frutos carnosos constituye frecuentemente la pulpa o carne del fruto.

Endocarpo: Es la parte interna del fruto y está en contacto directo con la semilla.

Cuando el fruto está formado solo por el pericarpo se dice que el fruto es simple, en cambio, si al pericarpo le acompañan otras estructuras, se dice que los frutos son complejos. Los frutos pueden ser muy vistosos, comestibles o tóxicos y pueden tener diferentes formas, tamaños y colores. En cuanto al tipo de apertura para la diseminación de las semillas podemos hablar de frutos dehiscentes (se abre tras la maduración y se liberan las semillas, por ejemplo Diplotaxis ) y de frutos indehiscentes (tras la maduración los frutos no se abren, albergando la/s semilla/s que se liberarán cuando se degrade  el fruto, por ejemplo el melón).
 


 
 A su vez, los frutos pueden ser monospermos (si alberga una semilla) o polispermos (si alberga varias semillas).  
 
 
 
Cabe destacar la existencia de plantas que producen frutos que no albergan semillas debido a que no hubo fecundación del ovario antes de la formación del fruto. Se denominan frutos Partenocárpicos y algunos autores creen que puede ser debido a la intervención de ciertas hormonas de crecimiento. Ej: Plátano, higo, etc.