domingo, 13 de octubre de 2013

Los movimientos de las plantas: Tropismos.

 
 
 
Las plantas no tienen la capacidad para desplazarse de un ambiente a otro como otros seres vivos, pero eso no significa que no tengan movimientos. En general, los seres vivos realizan 3 funciones básicas: Nutrición, reproducción y capacidad para relacionarse con el entorno. En el caso de las plantas, estas relaciones pueden darse principalmente de 2 formas: Los tropismos y las nastias.
 
 
 Tropismos
 
 
Se trata de una respuesta de las plantas a estímulos del medio ambiente que implica un movimiento de parte de las plantas. Si la respuesta de la planta se produce en la misma dirección del estímulo, se dice que es un tropismo positivo, si la respuesta se da en sentido contrario, es un tropismo negativo. Estos movimientos son originados por un crecimiento diferencial del órgano o parte del vegetal. Existen diferentes tipos de tropismos:
 
 
 
· Fototropismo:
 
Es un movimiento de curvatura de los órganos de la planta inducido por un gradiente externo de luz (irradiación unilateral o irradiaciones bilaterales, radiales o verticales asimétricas). La curvatura, que conlleva un crecimiento diferencial entre los lados opuestos del órgano, guarda relación con el gradiente externo de luz. En general, los órganos aéreos muestran fototropismo positivo, mientras que las raíces y otros órganos subterráneos presentan fototropismo negativo.
 

Charles Darwin estudió este tipo de movimiento. Observó que se producía una curvatura en el ápice caulinar de la planta que se extendía gradualmente hacia abajo en respuesta a la luz. Mediante experimentos cubriendo el ápice, observó que no se producía la curvatura en la punta. Este hecho hizo pensar a Darwin que debía existir algún factor  que se transmitía desde la punta hacia zonas inferiores, promoviendo dicha curvatura.
 
Modificado de: http://www.biologia.edu.ar/plantas/externos.htm

 
No fue hasta el año 1926, que  el botánico holandés  Frits  Warmolt Went descubrió que ese factor era la hormona auxina y que se mueve hacia el lado oscuro de la planta (la parte que no recibe luz), causando que las células en esa zona crezcan más que las que se encuentran en el lado iluminado de la planta, produciéndose la curvatura.
Modificado de: http://www.biologia.edu.ar/plantas/externos.htm

 
· Geotropismo:
El geotropismo es un movimiento de curvatura de un órgano de la planta en respuesta a la gravedad. Otros autores prefieren denominarlo gravitropismo en lugar de geotropismo, ya que éste último solo incluye el campo de la gravedad terrestre. Las raíces de la planta presentan un geotropismo positivo, el tallo un geotropismo negativo. La curvatura se produce por un crecimiento diferencial entre partes opuestas del órgano. Si la curvatura sucede en la misma dirección del estímulo se habla de ortogravitropismo (positivo o negativo). Una orientación del órgano oblicua al estímulo se denomina plagiogravitropismo. Si la orientación es perpendicular al vector del estímulo se habla de diagravitropismo.
En órganos maduros es típico el gravitropismo de los tallos de cereales. Esta respuesta ortogravitrópica negativa hace que las plantas se recuperen después de ser abatidas por la lluvia o el viento.
Para que se produzca el movimiento de curvatura, existen unas células que perciben la gravedad denominadas ESTATOCITOS. Estas células contienen gravisensores (ESTATOLITOS) capaces de desplazarse por el citoplasma en respuesta a una aceleración gravitacional. Los estatolitos de las plantas son, en la mayoría de los casos, amiloplastos.
 
· Tigmotropismo:
 
Se trata de una respuesta por parte de la planta al contacto con objetos sólidos. Un claro ejemplo son aquellas plantas que presentan unas estructuras llamadas "zarcillos" (viñas, género clematis, plantas leguminosas, etc.), mediante los zarcillos, estas plantas crecen hacia arriba utilizando el objeto de soporte. Este crecimiento está producido por auxinas.
 
 
 
· Quimiotropismo:
 
Respuesta de la planta frente a ciertas sustancias químicas presentes en el ambiente. Si estas sustancias son necesarias para la planta, ésta crecerá hacia ellas, si son perjudiciales, crece en sentido contrario. Las raíces presentan quimiotropismo positivo o negativo dependiendo de la sustancia y de su concentración. Otro ejemplo es el crecimiento del tubo polínico, en este caso se trata de un quimiotropismo positivo.
 
 
 
· Hidrotropismo:
 
Las raíces deben tener la capacidad para obtener agua y nutrientes del suelo para la supervivencia de las plantas. El crecimiento dirigido de la raíz en relación con gradientes de humedad se denomina hidrotropismo y comienza en la caliptra con la percepción del gradiente de humedad.