domingo, 1 de septiembre de 2013

La tiranía de Monsanto

La Tiranía de Monsanto
 
 
 
El mes pasado leí un reportaje en la versión on line del diario Público titulado "España: Última colonia de Monsanto" (http://www.publico.es/461043/espana-ultima-colonia-de-monsanto).  En este artículo se habla de la decisión de retirar las solicitudes de nuevos cultivos modificados genéticamente en la Unión Europea por parte de Monsanto. ¿El motivo? según ellos, por "falta de perspectivas comerciales". En el mismo artículo comentan que los sucesivos gobiernos de España han respaldado este tipo de biotecnología, constituyendo cerca del 90% de cultivos modificados genéticamente, mientras que el 10% restante se produce en Portugal, República Checa, Rumanía y Eslovaquia. La empresa alemana BASF (recordada entre otras cosas por la producción de la patata "Amflora", uno de sus múltiples usos: La producción de bolsas reciclables de Carrefour) también renunció en su día a la producción de cultivos transgénicos en Europa por un motivo similar. Tal vez el motivo más gordo sea el rechazo generalizado de la sociedad a la hora de consumir productos que provienen de organismos modificados genéticamente (OMGs), ya sea porque no saben exactamente lo es o porque prefieren consumir directamente productos naturales o lo menos procesados posible. En cualquier caso, yo no estoy en contra de los transgénicos pero si de la política de empresas biotecnológicas como Monsanto. Y precisamente este artículo me ha recordado la tiranía a la que somete esta empresa a los agricultores que compran sus semillas. Antes de entrar en materia me gustaría responder a una pregunta: ¿Qué es Monsanto?
 
 
Monsanto es, quizás, la mayor empresa biotecnológica en el mundo especializada en la producción de herbicidas (glifosato, más conocido como "Roundup") y de semillas provenientes de OMGs. Se me hace raro pensar que en sus inicios (hace más de 100 años) esta empresa se dedicaba al principio a la producción de sacarina como edulcorante para Coca-cola y más tarde a la producción de plásticos, resinas, fibras sintéticas, etc. ¿Cómo ha cambiado de un sector a otro que no tiene nada que ver? ni idea y tampoco de su evolución, no fue hasta los años 80 cuando se embarcó en el mundo de la biotecnología pero está claro que la producción de semillas transgénicas es bastante rentable. Actualmente existen muchas plantas transgénicas: Maíz, soja, tomate, alfalfa, el arroz dorado, algodón, la mostaza dorada, etc. Cada uno con una aplicación justificada como por ejemplo el arroz dorado y la mostaza dorada tienen aplicación en su consumo por parte de la población de países subdesarrollados que tienen carencias nutricionales, ya que les aporta gran cantidad de β-caroteno (precursor de la vitamina A), el algodón transgénico tiene también una utilidad alimentaria: Las semillas de las plantas de algodón contienen un compuesto tóxico llamado "gosipol". En general, las semillas son ricas en lípidos y la eliminación del gosipol en semillas de algodón por transgénesis las convierte en semillas aptas para su consumo. Cabe destacar que en la Unión Europea solo está permitido la comercialización y el consumo de soja y maíz transgénico.
 
 
Volviendo al tema de Monsanto, explicaré porque considero que son unos tiranos. Esta empresa gestiona sus contratos con los agricultores, haciéndoles cumplir una serie de clausulas, unas cuantas un tanto abusivas: Por ejemplo, los agricultores se comprometen a comprar únicamente sus semillas por un periodo de varios años. Otra de las condiciones es que deben pagar un "canon biotecnológico". Si, habéis leído bien, como si se tratara de la SGAE. Si ya compran sus semillas en exclusividad ¿porqué tienen que pagar  aparte por el uso de sus semillas? La cosa no queda  ahí, periódicamente se  desplaza un técnico de la empresa al campo de cultivo para tomar muestras y comprobar que efectivamente se trata de sus semillas y no de otras pero además, toma muestras de campos colindantes que no han contratado sus servicios y si por cosas del azar algunas semillas han ido a parar a unos de esos campos, esta empresa les cobra a pesar de no tener nada que ver o incluso puede denunciar al agricultor por utilizar sus semillas patentadas. En los siguientes videos podeis ver las prácticas de esta empresa, no tiene desperdicio.
 
 
 
 
Aquí teneis el video completo en español  del documental "El mundo según Monsanto"
 
 
Como conclusión os diré que la biotecnología vegetal pretende principalmente comprender muchos procesos que tienen lugar en las plantas, mejorar sus cualidades, eliminar aquellas cualidades perjudiciales, intentar darles una aplicación que beneficie a la sociedad pero es indignante que alguien utilice este recurso para aprovecharse de la gente.