viernes, 7 de junio de 2013

Las Semillas III. Tratamientos pre-germinativos



Las Semillas III: Tratamientos pre-germinativos:
 
 
En algunas ocasiones es difícil que se produzca la germinación de las semillas, bien por las condiciones ambientales, época del año, características de la semilla (cubierta dura, estado de dormición, etc.) o simplemente porque no disponemos de las condiciones adecuadas para ello. En este apartado describimos algunas de las técnicas más utilizadas para estimular la germinación de las semillas.
 
 
Escarificación:
 
Proceso consistente en pasar las semillas por papel de lija para romper ligeramente la cubierta y de ese modo favorecer el paso de agua al embrión. Ejemplos de especies cuyas semillas se pueden tratar por este método: Coris monspelinsis L., Helianthemum caput-felis Boiss. (ambas especies tienen semillas que presentan una cubierta dura, por lo que hay que escarificar con papel de lija para que pueda entrar agua).
 
 
HUMO:
Tratamiento germinativo basado en la germinación de semillas de algunas especies tras un  incendio a partir de la materia resultante de la combustión del material vegetal quemado. Existen varios tipos de obtención de HUMO, uno de ellos consiste en quemar a temperatura de fuego el material vegetal, con el resultado se elabora una infusión. Las semillas a tratar se dejan un tiempo en esta infusión (24 horas) y posteriormente se siembran para comprobar su efectividad.
 
Lejía:
 
La lejía en un producto químico que contiene cloro que se utiliza frecuentemente en biotecnología vegetal para esterilizar semillas, esquejes, fragmentos de hojas, etc. En este caso se suele utilizar lejía al 5% (durante unos minutos) como técnica pre-germinativa. Esta técnica se puede utilizar para tratar por ejemplo semillas de Narcissus Sp. Las semillas se introducen en una disolución de lejía al 5% durante unos minutos. Pasado este tiempo, se lavan las semillas con agua destilada varias veces y se cortan para favorecer la germinación.
 
Estratificación:
Tratamiento que consiste en aplicar frío (-5ºC) a las semillas durante un tiempo determinado (1-3 meses) para romper la dormición y favorecer su germinación.
Hormonas:
Utilización de giberelinas (GAs) como tratamiento pre-germinativo. Se cubren las semillas con una solución de GAs y dejar que actúen 24 horas. Posteriormente se siembran las semillas. Este tratamiento tiene buenos resultados. Una siembra in vitro a 20ºC de temperatura suele tener una germinación del 90%.
 
Eliminación estrofiolo:
 
Las semillas de algunas especies presentan una prominencia alada que surge a partir del  raje, esta prominencia alada es el estrofiolo. Un ejemplo es Petrocoptis Sp. sus semillas presentan esta estructura. El proceso consiste en eliminar el estrofiolo con la ayuda de unas pinzas y un bisturí. Posteriormente se siembran las semillas.
                                                Estrofiolo en semillas de Petrocoptis Sp.