miércoles, 15 de enero de 2014

La polinización


La polinización.
Cuando llega la primavera, las plantas muestran una explosión de color con sus flores, que están formadas fundamentalmente por sépalos, pétalos, androceo y gineceo. En la reproducción sexual de las plantas tiene lugar la polinización, para la producción del fruto, que contiene las semillas.
 
¿Qué entendemos por polinización?
Podemos definir la polinización como el traslado de los granos de polen que se localizan en el interior de las anteras de los estambres hasta el estigma de un carpelo (gineceo). Nota: El conjunto formado por el gineceo (ovario), estilo y estigma se denomina pistilo.

La polinización puede ser de 2 tipos:
· Artificial: Interviene el hombre. Deposita los granos de polen en el estigma mediante un polinizador.

· Natural: La propia naturaleza se encarga de depositar los granos de polen sobre el estigma (viento, insectos).


La polinización natural puede ser directa o indirecta:

Polinización directa: Se produce en plantas dioicas, presentando flores con gineceo y androceo. Los estigmas reciben granos de polen de la misma flor. Es necesario que los estambres (androceo) y el ovario maduren al mismo tiempo, ya que el saco polínico (antera) se abre al madurar y deja caer los granos de polen, que deben caer sobre el estigma.

Polinización indirecta: Los granos de polen de una flor llegan a los estigmas de otras flores. El viento y los insectos son fundamentales. Existen muchas plantas que generan grandes cantidades de polen y el viento hace posible su traslado. Otras plantas presentan unas estructuras glandulares llamados nectarios, que desprenden un aroma que atrae a los insectos. Cuando el insecto llega a la flor, el polen se adhiere a su cuerpo y cuando visita otras flores, los granos de polen caen en el estigma.
 
 ¿Cómo se produce la polinización?
Cuando los granos de polen caen sobre el estigma, éstos "germinan" emitiendo una prolongación llamada "tubo polínico". Solo un tubo polínico llegará al ovario y se producirá la fecundación. En el ovario existen 8 células diferentes, que tras un proceso de celularización, serán 7: 3 células antípodas, 2 núcleos centrales, 1 ovocélula y 2 células sinérgidas.
 
Mediante estudios científicos se ha llegado a la conclusión de que las células sinérgidas orientan a los tubos polínicos para su entrada al ovario a través de micropilo. Una vez que entra un tubo polínico, una de las 2 células sinérgidas o las dos entran en un proceso de muerte celular programada, de manera que ya no puede llegar ningún tubo polínico más al ovario. El tubo polínico contiene 2 núcleos espermáticos. Uno se fusionará con la ovocélula, dando lugar al embrión, que será diploide (2n). El otro núcleo espermático se fusionará con los 2 núcleos centrales, dando lugar al endosperma que será triploide (3n) y que servirá de sustancia nutricia para el embrión. Este proceso se denomina Doble Fertilización.

              Arriba: Esquema "germinación" de los granos de polen, abajo: Esquema de la doble fertilización.

Nota: Aquellos frutos que se han formado sin la necesidad de una fecundación por los granos de polen se denominan "frutos partenocárpicos" y carecen de semillas (Ver apartados sobre los frutos).

El beneficio de la polinización por insectos:
La polinización la pueden realizar muchos insectos, existen estudios que aseguran que puede existir especificidad en la interacción planta-insecto, de modo que algunos insectos liban determinadas plantas y no todas. Las abejas son los insectos que participan de manera más activa en el proceso de polinización, aportando además un gran beneficio tanto al agricultor como el apicultor.
La presencia de un gran número de abejas favorece la polinización, teniendo más probabilidad de fecundación en el gineceo y la producción de frutos, esto aumenta las cosechas. Por otro lado el apicultor obtiene más cantidad de miel. En muchos países, los agricultores tienen acuerdos con apicultores que sitúan colmenas cerca de las cosechas para obtener un beneficio común.